VIÑEDOS

En nuestra comarca, Matanegra, el relieve es prácticamente llano. Su suelo es arcilloso y calizo, son suelos fértiles, ricos en nutrientes y con notable capacidad para retener agua. El clima en el sur de Extremadura es extremadamente seco y caluroso en verano acentuadas por la acción del viento solano, aunque en nuestra comarca es un poco más fresco debido a la altitud, que alcanza los 640 m. Y dado que la diferencia térmica entre el día y la noche pueda alcanzar los 18 -20 º C hace de nuestra comarca un lugar excepcional para el cultivo de la vid. Las precipitaciones oscilan entre 350 y 450 mm al año.

Nuestra empresa posee 32 hectáreas de viñedos propios, con más de 25 años de edad y su equipo técnico controla y asesora otras 50 hectáreas de viñedos de agricultores que años tras años aportan sus uvas a nuestra bodega. Así conseguimos abastecernos siempre de uvas de los mismos viñedos, con lo que conseguimos que nuestros vinos sean siempre similares.

En todas las parcelas está controlada la producción de las uvas no superando en ninguna de ellas los 5.000 Kg/ha. Lo que quiere decir que cada cepa produce unos 3,12 Kg de uvas. En las parcelas destinadas a nuestros de más exclusivos, estas producciones se reducen hasta los 2 Kg de uvas por cepa.
En Extremadura la mayoría de los viñedos pueden llegar a producir entre 5 y 7 Kg de uva por cepa, mermando así la calidad de las uvas y por tanto de los vinos producidos.

En todos nuestros viñedos aplicamos sistemas de cultivo ecológico, con ello obtenemos vinos más sanos y de mejor calidad. Aunque algunos de nuestros vinos aún no vayan certificados por los organismos que controlan y garantizan estos vinos.

Vamos a explicarle, brevemente, que es un vino de agricultura ecológica, como cultivamos nuestros viñedos y con el mimo que elaboramos nuestros exclusivos vinos.

AGRICULTURA ECOLÓGICA

El vino de agricultura ecológica está basado, fundamentalmente, en el proceso productivo de la uva. En la agricultura ecológica, la uva producida está exenta de cualquier residuo químico-sintético. Son vinos resultado de la vinificación de uvas sanas y equilibradas que conservan todas sus cualidades nutritivas y organolépticas naturales.

VENDIMIA

Llevando a cabo en nuestros viñedos la agricultura ecológica, obtenemos uvas sanas y sin residuos que nos evitarán después posibles alteraciones aromáticas y gustativas en los vinos.

En el cultivo de nuestros viñedos ecológicos está totalmente prohibido el uso de insecticidas, pesticidas y abonos químicos para el tratamiento de plagas y enfermedades, lo que significa que se ha respetado el ritmo natural de la planta, obteniéndose cepas más fuertes y resistentes.

El uso de insecticidas, pesticidas y abonos químicos–sintéticos, afectan al proceso natural del crecimiento y la maduración de las uvas. El retorno a la agricultura tradicional heredada de nuestros abuelos, en la que sólo se utilizaban abonos orgánicos y compuestos naturales, nos hacen mantener el equilibrio de la cepa.

El viñedo se abona, a diferencia que el convencional, con abonos naturales, bien con estiércol o sembrando una serie de plantas que una vez crecidas se cortan y se aportan al viñedo sirviendo de abono. En la poda, los sarmientos se trituran en vez de ser quemados y se aportan al suelo proporcionando a éste, un buen porcentaje de la materia orgánica que necesitará durante todo el año.

En el viñedo ecológico no se pueden usar herbicidas como en el convencional, por lo que el tratamiento de las malas hierbas, debe realizarse con laboreo mecánico o de forma manual. En los viñedos de Bodegas Romero, las malas hierbas que rodean las parras, son cavadas de forma manual, con azada en mano dos veces al año como mínimo. Todo esto favorece el mantenimiento de la flora microbiana natural del suelo.

Para combatir las plagas y enfermedades, el principal recurso es el azufre (producto natural), aplicado como mínimo tres veces al año, en polvo principalmente. Otros recursos son: el hidróxido cúprico o caldo bordalés para el mildiu y los bacillus thurigiensis para el gusano de la vid.

Además de todas estas aplicaciones en Bodegas Romero realizamos diferentes labores preventivas, como la anteriormente citada de evitar las malas hierbas en el viñedo y en sus alrededores. La de desprender parra por parra, de forma manual, todas sus cortezas de años anteriores donde los ácaros y demás insectos permanecen durante el invierno pasando después en primavera al viñedo, siendo esto un verdadero problema.

organic-colorEn la elaboración de nuestros exclusivos vinos, la principal característica son los tratamientos que se aplican al mosto para que estos realicen una correcta fermentación. En mostos sólo está permitido el uso de levaduras existentes de forma natural en el mosto o levaduras autóctonas seleccionadas. Está limitado el uso del anhídrido sulfuroso y del ácido tartárico. Del mismo modo los clarificantes deben de ser de origen natural, albúmina de clara de huevo, gelatina no hidrolizada, bentonita,…

Mientras que los mostos convencionales, son corregidos, para aumentar o camuflar las virtudes o defectos de los mostos, aportándoles una gran variedad de productos, de los que en muchas ocasiones se abusa, como taninos, enzimas, activadores, clarificantes…

La limpieza de los depósitos se realiza con agua caliente a unos 80ºC para su máxima desinfección y limpieza.

Por ello, estos son el resultado de la vinificación de uvas más sanas y equilibradas, recogidas en su momento óptimo, por lo que resultan más armoniosos y con unas cualidades organolépticas más intensas, haciendo destacar las características típicas de la zona.

Por todas las características diferenciadoras que el cultivo de viñedo ecológico conlleva y la peculiaridad en la elaboración de estos vinos, el coste de éstos puede suponer entre un 10% y un 15% más que el de los vinos convencionales pero su calidad cualitativa, bien lo merece. El producto Ecológico es de la máxima calidad nutritiva, sanitaria y organoléptica, además de mantener su madurez y propiedades alimenticias durante más tiempo.

Todos estos procesos están supervisados y garantizados por los órganos de control de la agricultura ecológica.

Como todo el mundo viene observando, nos encontramos ante graves problemas en nuestro entorno, ocasionados por la mano del hombre, como: el aumento de la desertización, los cambios climáticos, enfermedades desconocidas, contaminación ambiental, presencia de residuos en las cosechas producidas en la agricultura convencional… Todo esto nos ha llevado a una situación en la que todos contribuimos, en mayor o menor medida, a la destrucción del entorno en el que vivimos.

Desde Bodegas Romero, queremosbodegas-romero aportar y poner nuestro granito de arena y contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, al mantenimiento de nuestro ecosistema. Concienciar para que nuestro entorno sea más saludable y agradable. Para que todo ese entorno que le dejemos a nuestros hijos como herencia, sea lo más parecido posible al que nosotros heredamos de nuestros padres y abuelos. Para un desarrollo sostenible y un aprovechamiento de los recursos naturales coherente con la naturaleza.

Desde siempre venimos aplicando sistemas de cultivos y de elaboración comprometidos con nuestro entorno para producir y ofrecer a nuestros clientes unos vinos libres de residuos. No hacemos nada nuevo. En nuestras Bodegas, siempre hemos cultivado las viñas como lo hacían nuestros abuelos desde 1954. Lo único nuevo que aportamos, es el sello de garantía que acredita dicho procedimiento agrícola.

Han transcurrido casi 50 años desde la fundación de nuestra Bodega pero seguimos aplicando las enseñanzas heredadas. Por ello siempre nos basamos en nuestro dicho:

“…Quizás el paso del tiempo envejezca a las personas, pero el sabor de lo pasado permanece en el recuerdo”.

Si desean más información sobre estos vinos, puede contactar con nosotros.