LA BODEGA

La Bodega consta de una capacidad de 500.000 litros, Tren de embotellado de 1.200 Bot/h.

Nave de Crianza y Botellero totalmente climatizado en que la humedad está en el 79% de media temperatura constante de 18º. Totalmente aislada de ruidos, luz y olores. Grupo de vendimia de 30 Kg/h de última tecnología, equipos de frío para fermentación y estabilización. Depósitos de acero inoxidables y hormigón

ELABORACIÓN

Tren de embotelladoSeleccionamos las uvas que después transformaremos cuidadosamente en exclusivos vinos.
Para elaborar nuestros vinos, en primer lugar, vendimiamos las uvas siempre manualmente haciendo una selección de las mejores, que se transportan hasta la bodega en cajas o en remolques de poca capacidad, dependiendo de la variedad, para que lleguen lo más enteras posibles y así evitar las alteraciones en el transporte.

Una vez en la bodega las uvas tintas son trasladadas a la cámara de frío donde permanecerán a unos 3-4ºC durante varios días. Transcurrido este tiempo pasaran a ser seleccionadas en la cinta de selección pasando posteriormente a la despalilladora donde las desprenderemos de su escobajo. De aquí las transportamos a los fermentadores donde controlamos en todo momento su temperatura de fermentación y su maceración para realizar la vinificación de acuerdo con el vino que queramos elaborar . Durante la fermentación le realizamos continuos remontados para extraer todas las propiedades de los hollejos , como el resveratrol a la que se le atribuyen propiedades en la prevención de la enfermedad del cáncer.

Las uvas blancas, también son trasladadas a la cámara de frío donde permanecerán a unos 3-4ºC durante varios días después son despalilladas en su totalidad para evitar que sus escobajos le aporten aromas hervaceos, seguidamente pasan a la prensa neumática donde las maceramos durante 2-3 horas y seguidamente le aplicamos una ligera prensada para obtener el mosto yema que después desfangaremos. Una vez tengamos el mosto limpio lo fermentamos a temperatura controlada que nunca pasa de los 15º C para preservar todos sus aromas.

Una vez obtenidos los vinos le realizamos diferentes trasiegos para que estos realicen una clarificación natural. Después son trasladados a las barricas donde madurarán su juventud hasta alcanzar la calidad deseada.

Gracias a todo este meticuloso proceso, en el que realizamos elaboraciones separadas de cada finca o parcela para que cada uno de nuestros vinos refleje las características propias de estas, obtenemos vinos muy exclusivos que aportan, al ser catados, unas sensaciones únicas.